FORMULA UNO - CONDUCIR UN F1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

08112008

Mensaje 

FORMULA UNO - CONDUCIR UN F1




Cuello, cabeza y ojos: He acá tres de las partes del cuerpo que generalmente más sufren cuando se maneja un auto de Fórmula Uno. La telemetría de los autos registra fuerzas de gravedad en el momento de doblar, acelerar o frenar que superarían al común de los mortales. Y el hecho que se trate de autos "sin techo" implica que la cabeza del piloto está expuesta a las muy altas velocidades a las que uno de estos autos atraviesa el aire.

En tiempos recientes, algunos fabricantes de cascos de protección han incorporado a sus productos modestas aletas o deflectores laterales, junto con un "babero" delantero, elementos éstos que ayudan a estabilizar la cabeza del piloto frente al flujo de aire.

Acelerar, frenar y doblar: tres acciones en que los músculos del cuello son sometidos a grandes esfuerzos, especialmente en el último de los casos. Es tal adherencia al piso que se ha logrado en los autos, con las consecuentemente altas velocidades a la hora de doblar, que la telemetría llega a registrar cifras de más 3G (como si el peso corporal se triplicase) en las curvas más veloces de algunos de los circuitos que todas las temporadas visita la categoría. Así es como algunos de los pilotos optan por el uso de sostenes ortopédicos en el cuello, de manera que los músculos de esa zona del cuerpo no tengan que realizar todo el esfuerzo de mantener erguida la cabeza.

Los antebrazos son otra parte del cuerpo del piloto que se encuentra sometida a un esfuerzo continuo. Algunos equipos han optado por equipar sus autos con dirección de potencia, lo cual alivia en parte el trabajo realizado por los antebrazos (sin olvidarse de las manos). Es que el hecho de hacer girar el volante de un auto de Fórmula Uno a altas velocidades, con la tremenda carga aerodinámica que otorgan los alerones, no es algo que precisamente se pueda hacer con las puntas de los dedos...

La vista del piloto tampoco está exenta de este "estrés" físico, puesto que la visión se reduce cuando entran a jugar las altas fuerzas de gravedad generadas, por ejemplo, por las distancias de frenado cada vez más cortas . También, en aquellos circuitos en los que la cinta asfáltica es muy dispareja o rugosa, los ojos se ven afectados por los continuos sacudones que las irregularidades del piso transmiten a las suspensiones casi totalmente rígidas de los autos actuales. Algo parecido a estar viendo una película "fuera de foco".

El resto del cuerpo tampoco está exento de todo este esfuerzo. Piernas, rodillas y tobillos están permanentemente golpeando contra las paredes interiores del chasis del auto. Esto ha traído consigo la adopción por parte de varios pilotos de elementos tales como rodilleras y tobilleras, que de alguna manera amortiguan los golpes.

Todo esto, sin olvidarse de un órgano vital: el corazón. Tomando como base un ritmo cardíaco del ser humano en reposo de unas 60 ó 70 pulsaciones por minuto, en ciertos momentos de la carrera dichas pulsaciones podrán registrar picos de hasta casi 200 pulsaciones. De todas maneras, nada de esto supera la resistencia corporal de un piloto de la categoría. Y de producirse dolores durante una carrera, se sabe que el fluir de la adrenalina es una de las mejores anestesias!

Las horas que se pasan en el gimnasio o trotando en campo abierto permiten tonificar el cuerpo de tal manera que, muchas veces los pilotos no dejan de asombrar a los presentes cuando se bajan de sus autos, luego de una larga sesión de pruebas o luego de una hora y media de carrera tal como si hubieran ido a dar un paseo, con pocos rastros de cansancio en su rostro.
avatar
robertomsh

Cantidad de envíos : 363
Edad : 49
Localización : Japon
Fecha de inscripción : 28/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

FORMULA UNO - CONDUCIR UN F1 :: Comentarios

avatar

Mensaje el Sáb 08 Nov 2008, 07:27 por robertomsh




Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Sáb 08 Nov 2008, 17:17 por lobo

Muy buena información esta muy bien gracias.

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Miér 21 Ene 2009, 14:30 por robertomsh


Todos los pilotos que entran en Fórmula Uno tienen que pasar por un período de acondicionamiento a las exigencias físicas de este deporte:
ninguna otra competición de carreras del mundo requiere tanto a los pilotos en cuanto a energía y resistencia. Las enormes cargas que son capaces de crear los coches de Fórmula Uno, que pueden llegar, por ejemplo, hasta una fuerza de giro sostenida de 3,5 g, suponen que los pilotos han de tener una gran fortaleza para poder aguantar toda la carrera. El calor extremo que ha de soportarse en la cabina de un Fórmula Uno, especialmente en los circuitos más calurosos del campeonato, también somete al cuerpo a una dura prueba: los pilotos pueden perder a través del sudor hasta 3 Kg de su peso corporal durante una carrera.

La resistencia física se consigue a través de un intensivo entrenamiento cardiovascular, que suele consistir en correr o nadar, aunque algunos pilotos prefieren el ciclismo o incluso el patinaje. Sin embargo, las extraordinarias cargas que soportan los músculos del cuello y del pecho no pueden ser fácilmente reproducidas por los aparatos de gimnasio convencionales, por lo que muchos pilotos utilizan aparatos con un diseño especial que les permiten desarrollar específicamente los
músculos que han de soportar las fuerzas de giro. La fortaleza de los músculos del cuello es de especial importancia porque deben soportar el peso tanto de la cabeza del piloto como de su casco en estas
condiciones de intensa presión. Los músculos de los brazos también han de ser fuertes para poder controlar el coche durante las largas carreras.

En lo que se refiere a la nutrición, la mayoría de los pilotos de Fórmula Uno controla su dieta de modo muy parecido al que lo hacen los atletas, regulando cuidadosamente la cantidad de hidratos de carbono y de proteínas que absorben. El fin de semana de la competición, los pilotos suelen comer
pasta u otros alimentos ricos en hidratos de carbono que les proporcionan la energía y la importantísima resistencia que necesitan para la carrera. Resulta también de vital importancia que los pilotos consuman grandes cantidades de agua antes de la carrera, incluso si no tienen sed, para evitar la deshidratación a
través del sudor, algo que no es sorprendente puesto que la resistencia física que requiere una carrera de Fórmula Uno no es muy distinta de la que exige correr un maratón.


toyotalive.com

Volver arriba Ir abajo

Mensaje el Mar 26 Ene 2010, 04:25 por salinas95

exelente aporte, muchas gracias.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.