Alonso,"hasta abril no me esperéis"

Ir abajo

31012010

Mensaje 

Alonso,"hasta abril no me esperéis"




Pese a estar en Ferrari, el de Fernando Alonso no será precisamente un camino de rosas. La adaptación a su nuevo equipo y al monoplaza, la limitación de los entrenamientos, las nuevas reglas, por todo ello el español se marca un plazo de cuatro carreras para ver su verdadero potencial.



Esta semana comenzarán a rugir los motores de los Fórmula 1 y con los primeros test de la pretemporada se empezaran a poder sacar las primeras conclusiones de quién ha acertado con el diseño del coche y quién será un mero espectador de lujo en la que se supone que será la temporada más disputada de los últimos años. Llega también el esperado momento de ver Alonso por fin subido al Ferrari, a Schumacher otra vez en un monoplaza y que no sea del Cavallino Rampante, a Hamilton, Button, Vettel, De la Rosa o Alguersuari... Muchas cosas a las que prestar atención en este primer asalto premundialista.

Lo cierto es que toda nueva aventura requiere un periodo de adaptación del que ni los campeones se libran. A Michael Schumacher, por ejemplo, no se le han caído los anillos por subirse a un monoplaza de la GP2 para volver a recuperar las sensaciones tras sus tres años sabáticos y Alonso aprovechó sus primeras palabras como piloto de Ferrari para quitarse de las quinielas para las cuatro primeras carreras del Mundial.

¿Estrategia para quitarse presión o posición realista?

En este mensaje de tranquilidad que quiso mandar el bicampeón del mundo ya desde su concentración con la escudería Ferrari había un poco de ambas cosas. Sabedor de la enorme exigencia que tendrá por las expectativas que se han creado en la Scuderia tras su fichaje, busca un poco de tranquilidad hasta dar con la tecla y poder sacar el máximo de su nuevo monoplaza. ¿El tiempo estimado?: "Tenemos siete u ocho días de entrenamiento en febrero y quizás hasta que pasen tres o cuatro carreras no estaré totalmente adaptado al coche y al equipo, y hasta entonces no estaré al máximo", aseguraba.

En 2007, cuando fichó por McLaren-Mercedes, pidió el mismo margen para empezar a calibrar su verdadero potencial y los resultados no tardaron en llegar: victoria en la segunda carrera disputada en Malasia y segundo puesto ya en la carrera inaugural en Australia. Esta temporada perdió el título por sus absurdas polémicas y enfrenamientos con su compañero de equipo, Lewis Hamilton.

Aunque las comparaciones siempre son odiosas, en este caso parece inevitable no echar la vista atrás y ver qué ocurrió con el Kaiser Schumacher cuando llegó a Ferrari, allá por 1996. El alemán necesitó siete Grandes Premios para poder alzarse con su primer triunfo esa temporada: GP de España en el circuito de Montmeló. No menos cierto es que la escudería italiana no ganaba un título mundial desde que lo hiciera en 1979 Jody Schecjker. Ahora Alonso llega también a Ferrari después de una decepcionante temporada 2009, donde sólo Raikkonen ganó una carrea, y tras dos años en blanco sin títulos. Para terminar, Schumi ganó su primer título con Ferrari en su quinto año...
Ya saben, se admiten apuestas.
avatar
Alo14

Cantidad de envíos : 4745
Fecha de inscripción : 21/11/2007

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.