RITUALES Y SUPERTICIONES EN EL MUNDO DEL MOTOR

Ir abajo

14082008

Mensaje 

RITUALES Y SUPERTICIONES EN EL MUNDO DEL MOTOR Empty RITUALES Y SUPERTICIONES EN EL MUNDO DEL MOTOR




Rituales y supersticiones en el mundo del motor



(Curiosidades - F1 - MotoGP) Tanto los pilotos de Fórmula 1 como los de Motociclismo no pierden de vista a la suerte, ya que varios de ellos siguen sus propios rituales antes de enfrentarse a una nueva carrera.


RITUALES Y SUPERTICIONES EN EL MUNDO DEL MOTOR Rossi-dest Ritual de Rossi en cada carrera en búsqueda de la suerte

Ni la Fórmula 1 ni MotoGp, ni las categorías de 250cc y 125cc se salvan del mundo de la suerte y el azar. Es cierto que, poco a poco, la tecnología va ganando un mayor peso, logrando que lo que antes se justificaba con motivos de buena o mala suerte sean inutilizables y se pase a motivos más racionales. También es verdad que la climatología o los accidentes que puedan suceder en cada carrera afectan en el desarrollo de ésta, siendo estos unas causas también poco científicas y más de azar.

Pero la suerte y la superstición no se queda en la aparición de una fuerte lluvia o si algún piloto sufre o provoca un accidente, sino que va más allá. Los propios pilotos, que son capaces de ir a 300 km/h y adelantarse entre ellos a tal velocidad, tambiéns encomiendan a vírgenes, estampitas, medallas, rituales, amuletos,...

En la Fórmula 1, por ejemplo, desde 1950 sólo 2 pilotos han osado llevar el dorsal número 13: Moisés Solana (1963) y Divina Galica (1976), y ninguno de los dos llegó a correr su segunda carrera. Además, Enzo Ferrari, quiso borrar de su vista el número 17, el cual no deseaba llevar desde que su gran amigo Ugo Sivocci perdiera la vida mientras pilotaba su monoplaza con dicho número.

El heptacampeón del mundo de F1, Michael Schumacher, tampoco se escapa de dichos rituales ya que en todas las carreras llevaba una medalla que le habían regalado su mujer e hijos. Sin embargo, un día se la olvidó en el hotel y obligó a que se la fueran a buscar. Alberto Ascari, bicampeón de la F1, ha sido quizá uno de los corredores más supersticiosos de la parrilla, ya que tenía pavor a los gatos negros, llevaba un sinfín de amuletos en cada carrera y ningún miembro de su equipo podía tocar su mono.

Nuestro bicampeón, Fernando Alonso, también es un fanático de los rituales: en cada viaje lleva una baraja de cartas, canta antes de cada carrera en el reservado de su camión para descargar adrenalina y siempre se pone la bota derecha antes que la izquierda. Manías del piloto asturiano, que en su primera etapa en Renault veía cómo los mecánicos de su equipo ponían una serpiente de plástico encima del coche cuando éste estaba en el box para ahuyentar la mala suerte.
cruiser
cruiser

Cantidad de envíos : 1690
Edad : 43
Localización : Sant Boi Del Llobregat
Fecha de inscripción : 11/12/2007

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

RITUALES Y SUPERTICIONES EN EL MUNDO DEL MOTOR :: Comentarios

cruiser

Mensaje el Jue 14 Ago 2008, 12:45 por cruiser

Rituales y supersticiones en el mundo del motor



La ropa interior también causa furor entre los amuletos. Felipe Massa ha reconocido que si la calificación del sábado le va bien, el domingo lleva los mismo calzoncillos; Raikkonen lleva varios años corriendo con los mismos calcetines; mientras que David Coulthard llevaba, también durante varios años, unos mismo calzoncillos, azules, hasta que un médico se los tuvo que cortar tras un grave accidente.

Las motos tampoco están fuera de los rituales de superstición de algunos de sus pilotos. Sobre el número 13 que antes hacíamos referencia, Ángel Nieto es un claro ejemplo. Siempre que se lo preguntan, él recuerda que no ha ganado 13 títulos mundiales, sino que en su palmarés él tiene 12+1 títulos. Cuestión de superstición. Pero no es el único caso.

Valentino Rossi es otro gran nombre en el mundo de los rituales en el motor, ya que il Dottore se viste siempre en el mismo orden y antes de ponerse el casco se moja los dedos, se frota los ojos y repasa que el pendiente esté en su sitio. Al llegar junto a su moto, se agacha junto a la estribera derecha de la misma y permanece en esa posición unos segundos.

Dani Pedrosa, que al caerse este año en un test en Malasia se cambió su número de siempre (el 26) por el 2 del subcampeón, evita que sea una azafata quien le aguante el paraguas en la parrilla de salida y que, en cambio, lo haga un miembro de su equipo.

Jorge Lorenzo prefiere salir al circuito después de haber visto alguna escena de una de las películas de Rocky Balboa, además de cambiarse de casco (rojo o dorado) en función de los últimos resultados obtenidos con cada color. Toni Elías, el tercer piloto español en la categoría reina del motociclismo, antes de ponerse el mono se pone una medalla de la Verge de Montserrat, patrona de Catalunya, la misma imagen que lleva en el manillar de su moto. Álex Crivillé, campeón de 500cc en 1999, reconoce que como amuleto llevó durante mucho tiempo una misma camiseta bajo el mono, además de afeitarse siempre la noche anterior a la carrera.

Segurmante no serán los únicos deportistas que se enfundan una serie de amuletos o rituales, pero, si más no, estos son bastante curiosos

Volver arriba Ir abajo

robertomsh

Mensaje el Mar 14 Oct 2008, 06:39 por robertomsh

Ni un mundo tan sofisticado como el de la Fórmula 1 puede quedar al margen de las supersticiones y las leyendas de mala suerte. Es más, si los deportistas en general acostumbran a ser personas con múltiples
manías y rituales, los pilotos se convierten en el mayor paradigma de la superstición. Quizás porque se juegan la vida en la pista necesitan encomendarse a algo más que a su propia pericia. Medallas, amuletos,
vírgenes o incluso la ropa interior, hay manías para todos los gustos, pero el nexo común es que todas ellas son compartidas desde los orígenes de la competición.

Resulta curioso que en el ‘gran circo’, donde la tecnología intenta impedir que nada quede en manos del
azar, el concepto de mala suerte aparezca en todas las carreras. La irrupción inesperada de la lluvia, la rotura de un motor o una inoportuna salida del ‘safety car’, todo es atribuido a la temida mala fortuna, por lo que cualquier ayuda extra que pueda contrarrestarla es bienvenida.

No deja de ser paradójico que personas con la cabeza tan fría como para ir a más de 300km/h se pongan en manos de una estampita para evitar lo peor. Pero lo que está claro es que la superstición ha dominado tanto la Fórmula 1 como el motociclismo desde sus orígenes.

De todos es sabidos las manías de determinadas personas acerca de las supersticiones, pero la superstición en la Fórmula 1 va aún mucho más lejos, es un problema que afecta incluso a la organización del campeonato hoy en día ¿Os habéis dado cuenta de que no hay coche número 13?.

Desde 1950 hasta nuestros días sólo dos pilotos han llevado ese número en su chasis: Moises Solana en 1963 y Divina Galica en 1976, una de las pocas mujeres que se han subido a un coche de Fórmula 1. El mexicano sólo corrió una carrera ese año en la que terminó undécimo. Divina ni siquiera logró clasificarse.

En muchos países de Asia el número maldito es el cuatro y para Enzo Ferrari lo era el 17. Su amigo Ugo Sivocci se había matado conduciendo un coche con ese número. Sivocci tenía la costumbre de llevar pintado en grande sobre el morro de su bólido el trébol de cuatro hojas del escudo de Alfa Romeo. Era su amuleto. En los entrenamientos de la carrera de Monza de 1923 no lo llevaba y su coche se salió en una curva, y murió en el acto.

El bicampeón de F1 Alberto Ascari ha sido uno de los personajes más supersticiosos. Al italiano le daban auténtico pánico los gatos negros, ningún miembro de su equipo podía tocar su mono y durante las carreras llevaba todo tipo de amuletos. Tazio Nuvolari, uno de los mejores pilotos de la antigüedad, tenia un amuleto en forma de tortuga de oro que siempre llevaba en las carreras. Fangio siempre corría acompañado de una imagen de la Virgen de Guadalupe.

Hoy en día el Paddock está lleno de manías y supersticiones. La más extendida es la costumbre de casi todos los pilotos de subirse al coche con el pie derecho. Para ello, Fernando Alonso y Michael Schumacher, entre muchos otros, siempre se suben por el lado izquierdo del monoplaza. Schumacher dijo en su día que si le había ido bien hacerlo así hasta ahora por qué no repetirlo siempre. Michael también tiene su amuleto, un colgante que le regalaron su mujer y sus hijos que lleva siempre en cada gran premio. Una vez se lo olvidó en el hotel y un miembro de Ferrari tuvo que ir a buscarlo superando todos los límites de velocidad para que Michael lo tuviese antes del comienzo de la carrera.

Entre los más maniáticos de la suerte está Fernando Alonso. Dentro de sus múltiples manías está la de calzarse siempre el botín derecho antes que el izquierdo. Si un gran premio le sale bien un año, al siguiente repite hotel, si puede también la misma habitación e incluso cena lo mismo. Si en una determinada carrera algo sale mal trata de repasar las cosas no habituales que ha hecho y no las repite en las siguientes. Hace cábalas con números. Suma los de su habitación, la de su padre y su manager y de acuerdo al resultado sabe si le va a ir bien o mal en la carrera. Si en un gran premio saluda a un mecánico y todo va mal, en el siguiente trata de no encontrarse con él. Tiene múltiples amuletos que viajan con él. Pulseras, muñecos, anillos... y el domingo antes de la carrera canta junto con su manager Luis García Abad en una especie de rito sagrado. En 2005 la única carrera en la que no hubo “concierto” fue la de Canadá, la única que no terminó. Pero no sólo eso, Fernando ha conseguido contagiar sus manías al equipo, hasta el punto que en su anterior etapa en Renault, los mecánicos necesitaban colocar una serpiente de plástico sobre el capó del monoplaza siempre que éste estaba en el box. De este modo ahuyentaban la mala suerte.

¿Más manías? Pedro Martínez de la Rosa además de entrar con el pie derecho en el coche siempre pega con cinta americana un sello de una virgen en interior del cockpit. Es un sello que su tía le consigue en Lourdes y que siempre ha ido con él. Alex Wurz, utilizaba hace años botas de distinto color. Rojo para el pie izquierdo y azul para el derecho. También se decía de él que evitaba dormir en los hoteles con los pies en dirección a la puerta. El canadiense Jaques Villeneuve llevaba siempre un mono tres tallas más grande. Lo hace por comodidad, pero también como parte de su ritual para sentirse más seguro en el coche. Nico Rosberg no se cambia los botines si le sale bien la carrera. Cuando ganó en Bahrein el título de la GP2 sus botines en el podio estaban casi destrozados. Nadie lo sabe, pero Kimi Raikkonen siempre utiliza los mismos calcetines el día de la carrera. Los trata con mimo, los lava, los pone a secar... siempre los mismos aunque él nunca lo ha confesado. Felipe Massa si realiza una buena crono utiliza los mismos calzoncillos para la carrera del domingo.

Entre los más supersticiosos está David Coulthard. Durante años utilizaba siempre en las carreras unos calzoncillos azules que le había regalado su tía Elaine. Los llevó hasta el día en que sufrió un accidente, le cortaron el mono y su madre vio por televisión que su ropa interior de la suerte era un andrajo impresentable. Le prohibió que los utilizase, David obedeció, pero hoy en día continúan viajando en su maleta, junto a un San Cristóbal y un par de tréboles de cuatro hojas que le regaló una anciana escocesa. Eso no ha evitado que el piloto británico se haya quedado estancado en trece victorias. Sin embargo, no sólo los pilotos tienen manías, amuletos y supersticiones. Jean Todt, lleva siempre una chaqueta de lana en la carrera, incluso en Malasia a más de 37º C. Se pone tiritas en todos los dedos y utiliza dos cronómetros. En pleno siglo XXI y en el deporte más tecnológico y desarrollado del mundo, Todt seguía confiando en los métodos tradicionales para controlar el ritmo de sus pilotos.


Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Mar 14 Oct 2008, 08:52 por Mamenf1

Robertomsh enhorabuena muy buen trabajo y muy bien currao,te fijastes en el gran premio de japon alonso llevava la misma muñequera que estreno en singapur y mira que casualidad vuelve a ganar jajajaj quien sabes lo que puede haber de cierto en todo esto pero por mi que no se quite la muñequera en china y brasillllllll.

Gracias por compartir esta informacion un saludo

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.